miércoles, 26 de octubre de 2011

CAMINO HACIA EL ALTAR

CAMINO HACIA EL ALTAR


Después del camino que hemos recorrido juntos sabemos que el “Camino hacia el altar” no empieza desde la puerta de la iglesia sino desde que tomamos la decisión de formalizar una relación y decidimos amar a una sola persona y sobre todo desde que aprendemos a pesar en un “nosotros” a tomar decisiones ya no solo por lo que me convenga o me interese a mi sino por el bien de los dos por común acuerdo.

El camino hacia el altar es una etapa importante para ser vivida plenamente y saber que muchas cosas que se hacen por “tradición” tienen un fin específico pues cada momento va preparando el corazón de cada uno de los involucrados en una boda.

Es un camino que consta de preparativos que al vivirlos se enfrentan alegrías tristezas, problemas, risas y momentos que nos dan un preámbulo de cómo enfrentaremos la vida como una nueva familia.

Ahora que ese camino se va acercando y cada día que pasa vemos mas cerca la meta hacia la cual nos dirigimos podemos asegurar que después de noches de desvelo, de preparativos de ver que no se nos vaya a perder ni un solo detalle de ese evento, hemos llegado a la etapa en la cual sabemos que esto ya no es un sueño inalcanzable sino algo casi palpable y que a pesar de que ese camino esté lleno de pruebas y alegrías estamos seguros que lo único que queremos es que ese día estén a nuestro lado las personas mas importantes en nuestras vidas y que al entrar a la iglesia podamos ver a cada uno de los rostros nuestros seres queridos alegrándose con nosotros y animándonos a llegar a nuestra meta.


¡Gracias a todos los que nos han acompañado y animado en ese camino hacia el altar!



Miguel y Susana

martes, 26 de abril de 2011

Firma de Autografos - Ultimos Libros "Memorias con Vida"

Invitación a Firma de Autorgrafos 
Apoya la literatura Salvadoreña

No faltes!

Nos casamos!!!!!!!!!!!

Como si fuera ayer recuerdo perfectamente el frío de sus manos cuando llegué a ese restaurante.

Todo inició con la excusa de que era una cena de graduación de su mejor amigo, quien incluso me llamó para invitarme; estabamos alli sentados, las gracias de un mimo, un postre y los meseros fueron ingredientes que le pusieron un sabor a esa noche que nunca olvidaré.

No me di cuenta de que se trataba la reuinón hasta que vi los rostros con aspecto de ternura de los meseros y cocineros con el cual nos veían esos meseros esperando algo especial que iba a suceder en cualquier momento: un postre que llevaron a la mesa, por cierto mi postre favorito, en el cual estaba ese anillo, que representaría nuestro compromiso.

Hasta que vi a mi lado y observé fijamente una fila de Meseros y Cocineros, me di cuenta de lo que sucedía y vino esa palabra mágica "Te queres casar conmigo?"
Frase que hizo que el tiempo se detuviera y despues de reaccionar dije "siiiiiiiiiiii".

Que noche mas inolvidable la cual marcaría el inicio de muchas cosas bellas la preparacion de nuestra boda, a la luz de Dios y a la vista de todos nuestros amigos y seres queridos.